domingo, 20 de abril de 2008

EL SECRETO MEJOR GUARDADO DE PORTUGAL

Desde 1837 quizás sea el de los famosísimos pastéis de Belém uno de los secretos mejor guardados de Portugal. Una receta que, escapó del cercano Mosteiro dos Jerónimos en la convulsa época del Liberalismo y que acabó con el cierre y desamortización de buena parte de los conventos.

Fue así como surgió la Antiga Confeitaria de Belém, a pocos metros del monasterio, hoy frente a una de las paradas más concurridas del tranvía lisboeta, y bajo los letreros que la identifican como la única y original fábrica de pastéis de Belém.

Siempre abarrotada de turistas, la confitería es un auténtico laberinto de azulejos, sillas que se tocan unas a otras, salas y pasillos en los que encontrar una mesa vacía es cuestión de suerte y de paciencia. Todo, en un ambiente que recuerda al siglo XIX y que contribuye aún más a dar forma al famoso misterio de la receta secreta que salió del Mosteiro dos Jerónimos y que se mantiene inalterable de siglo en siglo para deleite de los lamineros y envidia de quienes tratan en vano de copiar la fórmula magistral de estos pastelillos de crema.

De hecho, la receta de los pasteles es sólo conocida y transmitida de unos a otros por los maestros obradores que los fabrican artesanalmente en la que se conoce como Oficina do Segredo, si bien, y ante la insistencia de curiosos, aseguran que tan importante como el secreto es la cuidadosa selección de ingredientes que permite mantener aún en nuestros días el sabor de uno de los dulces más tradicionales de Lisboa.

SOBRE OS PASTÉIS DE BELÉM
  • Dirección: Rua de Belém 84-92, 1300-085 Lisboa
  • Teléfono: 00 351 21 363 74 23
  • Horario: Del 1 de noviembre al 30 de abril, de lunes a sábado, de 8,00 a 23,00 horas y domingos, de 8,00 a 22,00 horas; del 1 de mayo al 31 de octubre, todos los días, de 8,00 a 24,00 horas.
  • Cómo llegar: En el autobús 51 o en el tranvía 15, bajando en la parada de los Jerónimos

2 comentarios:

Maribel dijo...

Adoro ese sabor
Cuánta nostalgia!!!

OLISSIPO dijo...

Y si no se toman allí, te aseguro que no saben igual.
Gracias por la visita.