viernes, 21 de noviembre de 2008

ARTESANÍA PORTUGUESA DE CALIDAD

Cuando uno va de viaje a Lisboa, es difícil comprar regalos con espíritu portugués sin caer en el tópico típico hecho especialmente para turistas (cosa que, personalmente, odio sobremanera). Si a esto le sumamos que somos primos hermanos y que prácticamente todo tipo de artículos similares los encontramos en ambos países, el círculo de opciones se estrecha aún más.

Por eso estoy más que contento del hallazgo que he hecho en mi último viaje a Lisboa. Se trata de una tienda muy coqueta, con una atención esmerada y con mucho gusto que responde al nombre de "Santos Oficios Artesanatos" y que está prácticamente enfrente de la igreja da Madalena, en el número 87 de la rua del mismo nombre. De hecho, el establecimiento ocupa los bajos de un edificio de interés patrimonial, que mandó construir el conde de Soure sobre los escombros de la iglesia de Nossa Senhora da Conceição dos Freire, devastada por el gran terremoto de 1755.

Dedicados a la investigación de la artesanía popular portuguesa, la tienda es un gran escaparate de las manufacturas en madera, cerámica, piedra, cestería o bordados del norte al sur del país. Así que, huyendo del típico azulejo (que también los hay) o del gallo de Barcelos, es un buen sitio para encontrar un regalo artesano y de calidad. Además, a nada que uno muestre interés, los propietarios de la tienda invertirán todo el tiempo necesario en explicarle el lugar de procedencia de cada pieza o los usos tradicionales necesarios para su elaboración.

En mi caso, acabo de llegar de allí con una estrella de Natal de hierro decorada a mano y con tres figuritas de presépio que le darán un toque luso a mi Belén de este año.

SOBRE SANTOS OFICIOS ARTESANATOS: